Conoce más sobre el Panamá de ayer

¿Quién era Omar Torrijos?
, / 2163 6

¿Quién era Omar Torrijos?

SHARE

Omar Efraín Torrijos Herrera es conocido por muchos como un personaje importante y al mismo tiempo controversial, que sin duda marcó un antes y un después en la historia de Panamá. Nació el 13 de febrero de 1929 en Santiago de Veraguas, en una de las entonces poblaciones más pobres de la joven república panameña.

Sus padres fueron José María Torrijos Rada (colombiano) y Joaquina Herrera (panameña), quienes eran educadores de enseñanza primaria. Fue el sexto de una docena de hermanos nacidos de este matrimonio. Cursó estudios en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, localizada en su pueblo natal, para complacer a sus padres quienes querían que Omar siguiera sus pasos en la profesión.

Con tan solo 15 años de edad, consigue una beca para finalizar su bachillerato en la Academia Militar de San Salvador, donde se ganó el respeto de sus compañeros. Allí logra conseguir los títulos de subteniente de infantería y el bachiller en Ciencias y Letras.

En 1952, con 23 años, pasa a formar parte de la Guardia Nacional de Panamá. Es ascendido a teniente en 1955 y al año siguiente alcanza el grado de capitán. Es en este periodo de su vida donde terminó su formación como militar en la Escuela de las Américas (ubicada en la desaparecida Zona del Canal), al ser capacitado en contrainsurgencia.

Omar participó en la sofocación de la rebelión del Cerro Tute en abril de 1959, experiencia que, según sus allegados más cercanos, lo marcó por el resto de su vida.

En 1960, logra obtener el rango de mayor y seis años más tarde llega a ser teniente coronel, estando a cargo de la secretaria ejecutiva de la Comandancia (o cuartel central de la Guardia Nacional).

Durante estos años de servicio a la institución castrense, Torrijos sirvió como representante de la misma en muchos eventos, conferencias y reuniones internacionales, lo cual le fue dando un amplio conocimiento en temas de relaciones foráneas, políticos y demás. Se convirtió en uno de los oficiales de más alta formación académica dentro de la Comandancia en esa época.

Para mediados de los años 60, Omar estaba casado con Raquel Pauzner, llegando a tener tres hijos (Raquel de María, Omar José y Dumas). Asimismo, tuvo tres más por fuera: Tuira, Martín (quien fue presidente de Panamá entre 2004 y 2009) y Carmen Alicia.

El 10 de octubre de 1968, el presidente Arnulfo Arias Madrid (quien asumió su rol de mandatario diez días antes) aprueba un decreto que le permitió realizar algunos cambios dentro de la alta jerarquía militar de la Guardia Nacional. Algunos de estos cambios incluían el traslado de Omar Torrijos al extranjero como agregado militar.

Este decreto fue el detonante para el fatídico golpe de estado del 11 de octubre, que dio inicio a los 21 años de dictadura militar. Respecto al rol de Torrijos en ese evento, se ha dicho que estuvo en la Zona del Canal y en Casco Viejo.

Si bien Boris Martínez fue quien encabezó el golpe militar de 1968, terminó siendo desplazado por Torrijos cuando lo exilió a Miami, Estados Unidos, el 24 de febrero de 1969, con lo que este último tomó el timón del llamado “Proceso Revolucionario”.

El 11 de marzo de 1969, Torrijos es ascendido al rango de General de Brigada. De esta manera, la Guardia Nacional lo presenta como la respuesta a todos los problemas de la nación. Terminó por consolidar su influencia militar y política luego de superar un golpe de estado interno el 16 de diciembre, suceso que se viene a denominar como el “día de la lealtad”.

Desde un principio, el régimen torrijista se caracterizó por un marcado nacionalismo con tendencias populistas. El general recorrió gran parte de la geografía nacional, tanto ciudades como pueblos campesinos del interior, e inclusive comunidades indígenas apartadas.

Fomentó programas escolares que incluían la construcción de escuelas, apertura de vacantes para maestros, creación de trabajos, alfabetización de campesinos y la redistribución de tierras agrarias. De igual forma, impulso la construcción de obras públicas como carreteras, puentes, la hidroeléctrica de Bayano, entre otras. Su política económica liberal transformó al país en un centro bancario internacional.

Por otro lado, no todo fue color de rosa en su régimen, y es que entre sus medidas negativas estuvo la de proscribir los partidos políticos, encarcelar y exiliar a sus opositores. Aunado a ello, se dieron varias desapariciones (como la del sacerdote colombiano Héctor Gallego y la estudiante Rita Wald) y muertes que hasta la fecha no han quedado del todo esclarecidos.

En 1972, se nombró la Asamblea Nacional de Representantes de Corregimientos, integrada por 505 miembros, con el fin de discutir una nueva Carta Magna para el país. Aprobada el 11 de octubre de 1972, este documento (que es la Constitución actual) le otorga poderes casi absolutos al régimen militar y nombra a Torrijos como “líder máximo de la revolución panameña”.

Un año después, en 1973, el general Omar convenció a los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para que se reunieran en Panamá. Este encuentro resultó en la votación de una resolución de apoyo a Panamá para que se firmara un nuevo tratado con los Estados Unidos que beneficiara a ambas partes.

Es así como se firmó el 7 de febrero de 1974 la Declaración Tack-Kissinger (conocida también como Declaración de los Ocho puntos), que da comienzo a la etapa de negociaciones de un nuevo tratado que reemplazara al Hay-Bunau Varilla.

Torrijos no se quedó tranquilo y continuó aumentando su cruzada diplomática tratando de ganar apoyo internacional para con la causa del canal. Después de extensas y complicadas negociaciones, se firman el 7 de septiembre de 1977 los Tratados Torrijos-Carter en la sede de la Organización de Estados Americanos, ubicada en Washington.

Este convenio pondría fin (de manera gradual) a la presencia estadounidense en el Canal de Panamá y le devolvería la soberanía a Panamá sobre la susodicha zona canalera. De vuelta en Panamá, el general convocó a un plebiscito para ratificar los tratados. Con un 67% de aceptación, el pueblo panameño votó a favor de la ratificación el 23 de octubre de 1977.

Luego de estos resultados, Torrijos nombró el 31 de octubre de 1978 a Aristides Royo (quién aparte de ejercer como Ministro de Educación en ese lapso, también formó parte del equipo negociador de los tratados) como presidente de la República.

El 1 de octubre de 1979, los tratados de 1977 entran en vigencia y la Zona del Canal deja de existir. Se llevó a cabo un acto en Albrook celebrando el acontecimiento, aunque curiosamente Torrijos no participó por decisión propia.

La muerte le llegó a Torrijos el viernes 31 de julio de 1981, en un accidente aéreo a bordo de una avioneta de la antigua Fuerza Aérea Panameña. Su fallecimiento fue muy lamentado tanto en Panamá como en muchos otros países de Latinoamérica.

Se decretó luto nacional y tuvo un funeral de Estado en la Catedral Metropolitana de Panamá el 4 de agosto. Su sucesor como Comandante en Jefe de la Guardia Nacional fue Florencio Flores Aguilar.

Videos de Omar Torrijos de los años 70

  • EDUARDO ARCIA ARCIA

    buenos recuerdos…nunca he sido prd ni torrijista pero siempre he admirado al general torrijos porque se ponía en contacto con la gente del campo y de la ciudad,se sentaba,comía y caminaba con ellos…no como los de hoy día de saco y corbata que no salen de sus despachos refrigerados. porque se enferman y se les daña la fina piel…

    • El muñeco que Trump…ieza

      Eso se llama POPULISMO.
      A ver, como siguen los campesinos y pobres?
      Igual, nada cambio y sera recordado como un DICTADOR.

  • Carlos Him González

    Dictador por Definiciòn. Los Gorilas desaparecieron muchos Panameños, eso Nunca se podra olvidar!

  • Ernesto

    Admiro mucho el legado de Omar, hacia los más desposeido, lo llevare por siempre en mi recuerdo.
    Lastimosamente quienes dirigen el colectivo que fundo Omar, sus dirigentes son unos oportunista para no decir unas lacras.

  • Luis Ernesto Calderon

    que grande fue torrijos ya lo que se diga de ese enorme hombre solo queda en la nostalgia millones de panameños lo admiramos y todavia hasta brotamos una lagrima por que ya no esta y jamas existira un hombre de coraje y humildad como lo fue el en su momento coño que viva mi general omar torrijos.

  • Gina Chilán

    Falto lo de las reformas educativas y laborales y asentamientos campesinos que otorgó.