Conoce más sobre el Panamá de ayer

El desaparecido IJA del Casino
, / 671 0

El desaparecido IJA del Casino

SHARE

En Panamá existieron decenas de edificaciones que por mucho tiempo fueron puntos de referencia en la ciudad capital (la Casa Müller es un buen ejemplo), y a pesar que hoy no existen, todavía siguen siendo parte del hablar del panameño. Un caso sería el antiguo IJA del casino, que viene a ser el tema central de este artículo.

Constituyó un edificio excepcional en su momento de mayor esplendor, gracias a su elegante arquitectura distribuida en tres pisos de concreto armado de firmes columnas y terrazas espaciosas.

Localizado en la esquina de la calle Juan A. Guizado y la Avenida Central, corregimiento de Calidonia, el inmueble fue mandado a construir entre 1913 y 1914 por los linderos del terreno denominado Perry’s Hill, actualmente conocido como Perejil.

Los gestores de la obra son doña Elisia Arosemena de Díaz, Domingo Díaz Arosemena e Isabel Díaz Arosemena, familiares del general Domingo Díaz de Obaldía, fallecido en 1912 a los 69 años. Los trabajos de construcción estuvieron dirigidos por el arquitecto Pedro Sarasqueta.

El lunes 2 de noviembre de 1914, el edificio de El Casino es abierto al público (un público selecto de la alta sociedad de la ciudad capital y de la Zona del Canal) a pesar que no estaba del todo terminado, ya que sus dueños esperaban inaugurarlo el 31 de diciembre.

Aquel lunes, con todo y la lluvia que cayó temprano por la tarde, el centro de diversiones deleitó a sus asistentes con la suntuosa recepción que se les preparó. Los diarios de la época anunciaban que al día siguiente, 3 de noviembre, habría un gran baile en conmemoración de las fiestas patrias.

El centro de atracción de El Casino era el salón de baile, que era amenizado por una orquesta que tocaban por lo general desde las 8pm hasta la medianoche. Asimismo, contaba con salas de billares, una cantina y un parque de juegos atléticos.

Era común ver gente llegar por la noche a cenar, jugar ajedrez o dominó, a bailar, beber alcohol, comer un postre o simplemente conversar en el área social.

A los pocos meses de haber sido inaugurado, sus propietarios vieron que era necesario hacerle unas mejoras al negocio. Para mayo de 1915, cambiaron la administración del lugar a fin de mejorar el servicio al cliente.

A mediados de la década de 1920, en específico en 1926, dejó de ser un centro nocturno para volverse el Hotel Bella Vista cuya propietaria era Sara de Bonilla. Se decidió reestructurar su fachada, lo que alteró parte de su diseño original. Sus portales amplios fueron acondicionados para construir habitaciones y su azotea fue cubierta por un techo.

En los años 40, la estructura pasó a albergar la Pensión Pasos. Posteriormente fue convertido en un club nocturno. Llega la década de 1950 y el edificio hospedó por corto tiempo a la escuela primaria Josefina Tapia. Es en la segunda mitad de la mencionada década cuando el Instituto Justo Arosemena (IJA) se mudó, dándole al inmueble el popular nombre “IJA del Casino”.

Si bien en 1959 el IJA estrena la sede de Vía Israel, el edificio del Casino se siguió usando por muchos años como una sucursal para impartir clases nocturnas. En diciembre de 2001, es desocupado y en 2003 es demolido.

Se tiene conocimiento que los descendientes de Domingo Díaz trataron de vender el edificio al Estado (Mireya Moscoso era la presidenta del país) para lograr conservarlo, pero no obtuvieron respuesta. Debido a ello, no les quedó de otra que mandar a derribarlo para obtener ganancias vendiendo el terreno.

El Casino (1914-1926)

El IJA del Casino (década de 1950-2001)